Hijos de un titán

 "Durante este viaje entre soles y mundos increíbles,
el compositor algunas historias lejanas 
a Raphaella recita"


Hace muchos siglos, tal vez milenios, en algún universo
Wotan tuvo tantos hijos extraños como lo puedas imaginar.

Diferentes edades, tamaños y colores como las olas del mar.
Formas y caprichos como los pensamientos de un recién converso.

Tantas y tantos por doquier.
Hijos e hijas descendientes de un titán.

La vanidosa Helena cepilla su cabello mientras todos comienzan a suspirar.

Apolo y Artemisa pelean cual hermanos,
él le jala el cabello y ella un ojo morado le ha dejado.

Minerva ríe por lo ocurrido mientras Benedicto respinga.

Por todo el Olimpo y el Helicón hay alboroto, más y más se le suman.

Un cálido potaje Hestia prepara con amor y cuidado
y Kira un bocado quiere probar.

Ares refunfuña ante el reto que Hércules ha propuesto.
¡Oh tan desafiante!
Krona es la más fuerte y se los ha de mostrar.

Hermes coquetea con musas de sonrojado semblante.
Con hábil verborrea espera alguna ingenua besar.

Tantos y tantas por doquier.
Hijas e hijos en constante adición.

Karin la nariz de Valder de los mocos limpia,
mientras él un gran dibujo realiza.

La risueña Adriana canta y baila,
por la sorprendente maquina que Hefestos inventó.

Demeter trata de todo este caos controlar,
riendo Benedicto declara:

¡Tantas y tantos,
esto parece nunca acabar!